martes, 9 de octubre de 2007

The Attack of the Unsinkable Rubber Ducks

Acabo de terminar The Attack of the Unsinkable Rubber Ducks, un libro que compré en una librería de Irlanda, porque tenía buena pinta y me gustó la crítica que hacía el de la librería (por cierto, muy buena la costumbre de algunas librerías de poner pequeñas críticas de los libros).

La novela está bien, aunque a veces se me hizo algo pesada, y reconozco que decidí terminarla pronto para no llevármela en el viaje a Corfú (me voy dentro de 2 horas).

La novela habla principalmente de las creencias de la gente por las cuestiones parapsicológicas. La novela empieza de una forma original, en la que hablando en primera persona, el protagonista dice que lo acaban de matar. Luego continúan otra serie de personajes hablando también en primera persona, con lo que hay que ir componiendo la trama en base a dichas exposiciones.

El título parece que se debe al apodo que hace James Randi sobre la gente a la que por muchas evidencias que se les hagan de que les están engañando con trucos, ellos siguen pensando que hay algo mágico detrás. Por cierto, la página de la James Randi Educational Foundation parece interesante, aunque reconozco que no tuve tiempo a mirarla con calma.

Como me suele gustar incluir algún párrafo en estas reseñas, voy a poner el siguiente (que es lo que dice la madre de uno de los personajes):

I tend to get very angry about this reference for faith...I consider it insulting to be told that faith is of itself a virtue. The act of believing in things for no good reason is something we need to stop revering and start ridiculing. Kids believe daft stuff that makes the world seem simpler and more benign, but there comes a time, to quote the Bible, to put away childish things, because it holds back the child's development and true understanding. Why, if this is true of an individual child, is the same not accepted about humans as a species?