miércoles, 14 de noviembre de 2007

Perder el tiempo

Ayer acabé en una conversación en la que salió el tema de perder el tiempo. Y estuve toda la noche dándole vueltas a qué es perder el tiempo y sobre todo, a cuándo se puede distinguir entre perder el tiempo o invertirlo.

Y es que creo que muchas veces hacemos cosas que pueden parecer pérdidas de tiempo porque no tienen un beneficio a corto plazo o peor, porque parece que no tienen ningún beneficio. Y sin embargo, a la larga, comprobamos que sí que lo tienen.

Un ejemplo es hacer deporte: acabo de venir de la piscina, algo que llevo haciendo los últimos años con cierta asiduidad. Y aunque a corto plazo puede parecer que es perder el tiempo, a la larga creo que tiene bastantes beneficios.

Otro ejemplo sería salir a tomar algo. Cuando uno está metido en mil batallas y cosas a resolver, y no digamos cuando se tienen hijos, es fácil acabar dejando de lado cosas tan simples como salir de vez en cuando a tomar algo con los amigos. Y sin embargo, a la larga, creo que se trabaja mejor si se hacen ese tipo de cosas, porque la mente se relaja, y al día siguiente, incluso parece que los problemas se ven de otra forma.

Como los ejemplos anteriores, se me ocurren un montón más, y creo que son bastante obvios para escribirlos.

El caso es que muchas veces echamos la culpa a no querer perder el tiempo, para dejar de hacer ciertas cosas, cuando en realidad, lo que estaríamos haciendo es invertir el tiempo. O si no invertimos el tiempo, por lo menos, lo disfrutamos, que nunca viene mal.

6 comentarios:

El Aprendiz dijo...

" Como los ejemplos anteriores, se me ocurren un montón más, y creo que son bastante obvios para escribirlos. "

El problema es que en muchas ocasiones esos ejemplos tan obvios no lo son tanto.

Por eso la sensación de perdida de tiempo que comentas en el post ¿no?

Alex dijo...

Perder el tiempo es pasarse 8h o mas delante de una pantalla. Eso si que es perder el tiempo!

Sergio dijo...

Sólo puedo refrendar cada palabra del artículo original. Por cierto, yo llevo 44 días hoy yendo al gimnasio a hacer ejercicio aeróbico un mínimo de 20 minutos un mínimo de tres días a la semana, por prescripción facultativa. He pedido a algun@s amig@s cuidadosamente elegidos que me den la lata todo lo que puedan para que no lo deje, si bien ya yo solito estoy consiguiendo que desde el pasado 1-10-2007 no han pasado 48 horas sin ir al gimnasio a elevar el ritmo cardiaco y respiratorio algunas decenas de minutos, no obstante lo cual todo apoyo para mantener mi autopromesa y no abandonar es MUY bienvenido.

Perdón por el rollo personal y gracias por leerme.

Anónimo dijo...

Hace algo más de un año empecé a ir habitualmente a la piscina y se lo recomiendo a todo el mundo. Una de las principales razones que uso, sobre todo con los vagos, es que empiezas a notar los beneficios, sino el primer día, a los poco días de empezar; menos dolor de espalda, hombros menos cargados (después de tantas horas aqui delante....), mejoría de la forma física, de la silueta, jejeje...además el un deporte muy agradecido porque empiezas haciendo un largo y llegando con la lengua fuera y casi sin darte cuenta, pasas a hacer 10..20 practicamente sin fatigarte, así que de pérdida de tiempo NADA DE NADA! Al agua patos! :-D

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo.

Al principio consideraba escribir el blog como pérdida de tiempo, ahora creo que es inversión.

Y bueno, nadar no, pero patinar un rato sí apetece de vez en cuando.

Saludos!!

Anónimo dijo...

A mí me gusta perder el tiempo ,malgastarlo..estoy cansada de que todo sea aprovechable.Me dá envidia de que escribais tanto,yo tengo mucho que decir y no me sale.