miércoles, 29 de noviembre de 2006

Con el .Net Club de Oviedo en La Voz

Por fín, ayer La Voz de Asturias envió a un periodista que supo acertar con mi nombre y mi foto.

La entrevista se hizo a los miembros del Club .Net de Oviedo con motivo del Microsoft University Tour de este año.

Me invitaron a posar en la foto como Director del Centro y ahí aparezco.

Las declaraciones me las exageraron un poco. Lo que dije fué que ahora mismo en Asturias hay una elevada demanda de informáticos y que hay empresas que se plantean importar informáticos.

4 comentarios:

Guti dijo...

Sí, pero... en el pie de foto hablan sin más de "miembros del .NET club", cuando salís además tú y Esther, de Microsoft.
Además de cambiar (por enésima vez) el nombre de la Escuela. (Visto lo que se ha visto otras veces, no ha estado tan mal, eso es cierto).

Ayer, casualmente, estaba yo de cháchara con gente del .NET Club en el pasillo, y hablando de otra cosa totalmente distinta me referí a algo como "Sí, pero lo que ponga La Nueva España, ya se sabe..." Ellos, discretos como son, me dijeron rápidamente en voz baja: "¡Cuidado!, que ahí al lado en el pasillo está alguien de La Voz de Asturias". "Ah, pero yo estoy criticando sólo a La Nueva España", bromeé. Y el caso es que se cumplió, una vez más, la regla: cuando en el periódico leo algo que conozco con detalle, siempre aparecen datos erróneos.

labra dijo...

Cuidado, tú también te equivocaste, ella se llama Ethel :)

También pienso que a veces es fácil criticar a los periodistas, pero muchas veces son gente normal y no muy bien pagada que tiene que hablar de muchas cosas que no conocen y con poco tiempo para informarse.

El otro día hablando con un periodista en general me decía que su profesión estaba atravesando una cierta crisis con la llegada, entre otras cosas, de los blogs, y otros medios, como los periódicos gratuitos.

No estoy seguro, pero creo que los periodistas normales no deben tener condiciones laborales espectaculares, y muchas veces los que cubren las noticias suelen ser becarios. En ese sentido, creo que hay que ser comprensivo con ciertos errores (como el de mi foto o mi apellido).

Otra cosa es cuando algunos periodistas cometen errores deliberados porque tienen alguna indicación superior. Éso me molesta mucho más. El problema es cómo distinguir los primeros errores, de los segundos...

labra dijo...

Al leer de nuevo el comentario de Guti, me quedó decir una cosa que comparto completamente con lo que él dijo. Y es que de lo que sale en los periódicos es imposible fiarse.

Y como dice él, las pocas noticias que vi publicadas sobre temas que conocía de primera mano, siempre tenían datos erróneos.

Guti dijo...

Cuidado, tú también te equivocaste, ella se llama Ethel :)

Qué cabrito :-)

Es cierto, pero todo lo que puedo decir es si ese error lo hubiera cometido en un periódico me daría una rabia inmensa e intentaría evitarlo la siguiente vez.

Desde luego que los (verdaderos) periodistas son las primeras víctimas de la situación en que se hallan, y lo siento mucho por todas las sinceras vocaciones que las empresas de comunicación están destruyendo sin ningún miramiento. A pesar de eso, sigo creyendo que es factible un poquitín más de cuidado. Yo puedo ser un programador machacado por mi empresa, pero seguiré pudiendo indentar el código y usar identificadores adecuados; eso no me lo pueden quitar. ¿Que no estoy motivado para ello? Ahí es donde entra la ética personal. Una frase que va a salir en un periódico bien vale una segunda lectura atenta...