miércoles, 20 de septiembre de 2006

Tribunales, manzanas, informática y arte

Esta mañana participé en el tribunal de la tesis doctoral de Jaime Albarracín en la que plantea un modelo que él denomina reorientación a objetos que pretende mejorar el desarrollo de las organizaciones. El doctorando hizo una buena defensa de su idea y no hubo ningún problema.

A su vez, ayer por la mañana Brenes defendía su proyecto fin de carrera que yo dirigía. No sabía si escribir sobre lo que ocurrió, pero él lo ha hecho y creo que lo ha explicado bastante bien.

Brenes realiza alguna reflexión la informática como arte. El tema es muy interesante y no es nuevo. En 1974 Donald Knuth ya había escrito un artículo titulado Computer programming as an art. He visto que está online aquí (yo lo había leído en su día cuando hice mi tesis doctoral).

En mi opinión, una cosa es computer science y otra diferente computer engineering, aunque tienen rasgos en común, en muchas cosas tienen enfoques diferentes. Eso sí, ambas son necesarias y ninguna es mejor que la otra.

Sobre la nota del proyecto, decir que los proyectos son muy difíciles de comparar, es como asignar notas numéricas para comparar peras y manzanas. Y encima, dejar que lo hagan tribunales elegidos aleatoriamente.

Al final, acaban produciéndose algunas valoraciones que no son coherentes. Claro que, siguiendo la lógica de James Surowiecki en su The Wisdom of Crowds, es posible que esta forma de evaluar sea la más justa a largo plazo.

5 comentarios:

Mafias dijo...

Al tanto de la discusión sobre ingeniería o arte, estamos debatiéndolo en el foro, estaría bien que te pasases por el hilo y nos dieses tu opinión en un sitio dónde lee más gente :)

http://euitio178.ccu.uniovi.es/foros/viewtopic.php?p=61281#61281

ROCH dijo...

No creo que "tribunales elegidos aleatoriamente entre una clase" se deba considerar una "masa mayoritaria".

labra dijo...

Después de leer el hilo al que hace referencia Mafias, creo que lo que yo puedo opinar es más o menos lo que han dicho algunos.

En mi opinión, la ingeniería informática se parece mucho a disciplinas como la arquitectura o la ingeniería de caminos (en concreto, los ingenieros que hacen puentes). En mi opinión, algunos edificios y puentes son verdaderas obras de arte que además combinan una gran dosis de ingeniería.

Yo no creo que deban separarse tan claramente la ingeniería y el arte, porque creo que en esos casos y en el de algunos proyectos informáticos, se mezclan.

Además de éso, también pienso que la informática ahora mismo es una disciplina muy amplia que abarca muchas tareas diferentes. Algunas de esas tareas son rutinarias y alejadas de la labor artística, mientras que otras requieren muchas dosis de creatividad.

labra dijo...

Sobre el comentario de Roch, no sé si leíste el libro de The wisdom of crowds. Yo estoy ahora mismo leyéndolo (me queda 1/3 para acabarlo) y me están gustando mucho algunas de sus ideas.

En los ejemplos que pone sobre "sabiduría de masas", no se requiere que estas masas sean mayoritarias en ningún caso. Es más, es casi lo contrario, son masas más bien pequeñas, pero que sobre todo son heterogéneas.

Una de las cualidades para que las decisiones sean óptimas es que esas masas tengan diversos puntos de vista y que actúen de forma independiente de acuerdo a sus puntos de vista. Condiciones que se dan en los tribunales de PFCs.

En sus ejemplos lo que indica es que ese tipo de grupos a largo plazo es el que toma las mejores decisiones. Aunque en ocasiones concretas se equivoquen, lo que cuenta es la media de las decisiones.

En mi comentario, lo que quería decir era precisamente éso, que la estructura de tribunales que tenemos en la EUITIO es posible que tome en ocasiones decisiones equivocadas o poco coherentes, pero que a largo plazo la media de todas las decisiones es posiblemente la más acertada.

En concreto, me refería a que creo que ese esquema es mejor que un esquema en el que todos los tribunales estén formados por los mismos 3 profesores para intentar que tengan un criterio uniforme. Si se hiciese así, esos 3 profesores se convertirían en "expertos" evaluadores de PFCs, y aunque a lo mejor pueda parecer mejor, el libro explica que a largo plazo es peor basarse en ese tipo de "grupos de expertos".

ROCH dijo...

No he leído el libro, aunque ahora no me quedará otra :P

De todas formas, si bien es cierto que el actual sistema de tribunales aleatorios es mejor que uno de tribunales fijos. Eso no implica que el sistema no pueda y deba ser mejorado.