domingo, 20 de mayo de 2007

The Good Shepherd y libros en Madrid

Tras finalizar el curso de doctorado de web semántica de la UPSAM, ayer tuve la tarde libre y decidí dar un paseo por Malasaña y Fuencarral, una zona que recordaba de mi etapa musical.

Encontré una librería llamada J & J Books and Coffee, que es una mezcla de cafetería y librería de las que lamentablemente hay pocas en España. En la parte de arriba tienen la cafetería, mientras que en el sótano tienen la parte de librería. En este caso, la librería está dedicada principalmente a material de segunda mano en inglés. Me compré 3 libros, dos para los peques y otro para mí. El mío fue The Tipping Point, de M. Gladwell. Lo conocía porque lo mencionan en The wisdom of crowds y me parece una referencia importante para entender un poco más algunos de los fenómenos que se producen de la Web.

Tras realizar el paseo y las compras, me acerqué a los cines Renoir para ver alguna película en inglés con subtítulos. Como llevo unos meses un poco alejado de los estrenos, no tenía ninguna idea preconcebida y me dejé aconsejar por el tablón de críticas. Por cierto, una buena costumbre de estos cines es recopilar las críticas de los diferentes periódicos y ponerlas en un tablón de anuncios.

La elegida fue The Good Shepherd, de Robert de Niro. La verdad, que no sé si es porque estaba cansado o por el ritmo de la película, pero se me hizo bastante laaaaaarga. Y no es que estuviese mal hecha, al contrario, estaba llena de buenas tomas y momentos. Quizás fuese también éso, los "momentos"...yo creo que nada más empezar la película, todo lo que ocurría parecía un momento especial con música intrigante de violines...cuando lo que se veía era a un tipo aburrido de gabardina, corbata y sombrero subirse a un autobús...

Además, como me había leído las críticas antes de verla, en una de las críticas acababa diciendo que lo que se saca en claro de la peli es lo aburrida que debe ser la vida de los espías y sí, la verdad es que tras ver la peli, no dan muchas ganas de meterse a espía.

De todas formas, la peli no está mal y la forma de hacerla con continuos saltos en el tiempo le da un toque original (y para mi gusto, un poco cansino). Así que no sé si recomendarla o no. Tampoco creo que los que leáis este blog me vayáis a hacer mucho caso (vamos, espero que ningún caso, porque si hay algo que sé que no soy, es experto en cine).

Y para finalizar el blog con los libros que me compré en Madrid. Esta mañana en el aeropuerto, me compré la traducción al español de The Long Tail, de Chris Anderson. Otro libro que creo que es fundamental para conocer mejor la Web, especialmente, el fenómeno Web 2.0.