lunes, 22 de enero de 2007

Ya desde Oviedo

Las 2 últimas entradas del blog las he escrito desde Oviedo porque los últimos días en Chile me conectaba a Internet desde ciber-cafés y no tenía muchas ganas de escribir.

El sábado dejé la habitación del hotel de Valparaíso a las 12h (hora chilena, las 8h en España) de la mañana y tomé un autobús Valparaíso-Santiago de Chile. El autobús me dejó en una parada de taxis en mitad de la autopista pensada especialmente para los viajeros que vayan al aeropuerto.

Llegué al aeropuerto a las 14h y embarqué la maleta. El tipo del mostrador se puso tonto con el peso de la maleta (pesaba 27 kilos y el máximo son 20 kilos), me dijo que me cobraría unos 120 dólares por el exceso de peso salvo que sacase peso y lo llevase en el equipaje de mano. Así que saqué un montón de libros y los llevé conmigo. Una incomodidad bastante grande, porque encima una vez pasados los controles de seguridad no disponen de los carritos típicos de aeropuerto en los que llevas tus cosas.

El avión Santiago-Madrid salía a las 20h y el viaje duraba 14h. Llegó como a las 11h (horario español, serían las 8h de Chile) de la mañana y tuve que hacer tiempo hasta las 16:15h que salía el avión Madrid-Oviedo. Llegué al aeropuerto de avilés a las 17:15h y de ahí en coche hasta mi casa (creo que unos 3 cuartos de hora más).
Salvo el percance del exceso de peso, lo demás fue todo según lo previsto.

Esta mañana he retomado contacto con la Escuela. A parte de un montón de pequeños detalles, hubo una acción "importante" que tuve que resolver. Resulta que hasta que no empiecen a ingresar dinero en las cajas, la Escuela no tiene dinero en efectivo para gastos habituales. El caso es que yo quería enviar las invitaciones para la segunda reunión de ex-alumnos de la EUITIO y como no tenemos dinero, decidí adelantar con dinero de mi bolsillo (942 cartas, unos 300 euros) y para ello llevé las cartas personalmente a Correos para enviarlas. A ver si logramos que salga como mínimo como la del año pasado.

4 comentarios:

Guti dijo...

Es lo que tiene andar comprando libros por ahí, por el extranjero...

Que luego hay que traerlos en el avión. Y los libros pesan muuuucho.

Bienvenido a casa.

Anónimo dijo...

Si cogiste el vuelo Madrid-OVIEDO, ¿cómo te las arreglaste para acabar en el aeropuerto de Avilés? :P

labra dijo...

:) Cierto, la verdad que causa bastante confusión a la gente de fuera cuando piensan que aterrizan en Oviedo y, sin embargo, la ciudad más cercana es Avilés...pero por ahí fuera siempre pone Aeropuerto de Oviedo, no Asturias ni Avilés.

Anónimo dijo...

El lunes 26 marzo 2007 à 13:02, por Santiago.

He viajado la semana pasada con Lan Chile de Buenos Aires a Santiago Chile a la ida sin problemas, pero al regreso cuando fuí a facturar el equipaje me indicaron que tenía exceso de equipaje 3 Kg., el regreso era LA445 23/03/07 Lan Chile Santiago-B.aires, Iberia B.Aires Madrid, San Sebastián como 25 h entre vuelos y aeropuertos, para no pagar tuve que retirar de la maleta los 3 Kg de exceso que fueron 5 sumados a mi PC 7 Kg para acarrear durante el viaje. Me indicaron que el máximo de equipaje que podía llevar era 20 Kg. Apuntar que el vuelo Chile, B.Aires estaba lleno al 50%. Parece ser que la politica de Lan Chile es cobrar siempre el exceso de equipaje, cuando el punto de partida es Chile ya que a la ida saliendo de B.Aires no plantearon ningún problema. ¡Atención! con estas compañías que aseguran los ingresos con el incremento de peso en los equipajes. A la ida en Iberia con el mismo equipaje no tuve ningún problema.