sábado, 3 de septiembre de 2005

Franco y los foros

El otro día mantuve una interesante conversación con los webmasters de la EUITIO sobre el uso de los Foros de la EUITIO. El tema era sobre la necesidad o no de controlar los contenidos de los foros. Yo particularmente estoy a favor de dejar el mayor grado de libertad posible. Pero también es cierto que tiene que haber unos límites sobre lo que se puede publicar y lo que no.

El problema como siempre es: (1) dónde se ponen esos límites y (2) quién fija dichos límites. Y ahí es donde pueden aparecer muchas discrepancias y discusiones interesantes.

En este post no voy a intentar resolver ese problema porque no es fácil. Simplemente, quería decir que en un momento de la discusión acudí a uno de los peores argumentos que se pueden acudir...pero lo hice. De repente me oí a mi mismo decirle a un chaval que el problema era que él no había nacido cuando Franco y por tanto no sabía lo que era éso de la censura (el chaval se mostraba partidario de censurar más contenido que yo). El comentario lo hice en broma, pero luego quedé dándole vueltas por varios motivos. Primero, porque es el típico argumento que hace una persona mayor a un joven (sin comentarios:), segundo, porque cuando murió Franco yo tenía 6 años, y la verdad, yo no viví para nada la etapa de la censura como para andar utilizando ese argumento, y tercero, porque en realidad, si viviese Franco, seguro que estaría intentando censurar los foros...

2 comentarios:

Mafias dijo...

No te preocupes, todos damos argumentos un tanto psicodélicos de vez en cuando ;)
Hay un post en esos foros en el que se debate un poco la forma de hacer censura y la cantidad, no estaría mal que en calidad de director opinases sobre ello si tienes un rato :)
http://euitio178.ccu.uniovi.es/foros/viewtopic.php?p=11060#11060

Loki dijo...

Existe, creo, la tendencia a defender la libertad de cada uno (y algunas veces la de los demás) de forma directamente proporcional a según que temas. Sin querer ser peyorativo, hay cierta paranoia que muchas veces no deja fluir las discusiones tan facilmente como deberían; para ciertos temas existe especial sensibilidad y esto queda patente en la defensa de la libertad de expresión.

Discutir sobre la libertad de expresión en pleno siglo 21 pues bueno... quiero decir, existen excepciones (paises enteros) donde parece que la cosa no está muy clara para mucha gente, pero quiero creer que en un bar con mis amigos, cenando con mi familia o trabajando con mis compañeros, damos todos por sentado ciertos principios tan arraigados (para esperanza de la humanidad) como son estas cosas. Y lo damos por sentado porque salen de forma natural, porque no imaginamos las cosas de otra manera (aunque sepamos que existen). Pero me estoy dispersando.

Lo que quería decir es que a mi me puede todos los días un sin fin de cosas que no puedo hacer, y que mi libertad (que por supuesto no choca con la de los demás) debería dejarme hacer. Me fastidia aun más como tragamos con ello siendo más o menos conscientes y me repatea como se pelean "batallitas" que ni siquiera tienden a un fin mayor. En definitiva, no entiendo porque se traga con el día a día de cosas que no puedes hacer y deberías poder hacer a cambio de poder decir lo que te da la gana. Eso sí, que a nadie se le ocurra decir que no puedes decir lo que quieras, que ni siquiera lo intente razonar.

El problema es que este tipo de actitudes devaluan el poder de la palabra: como se puede decir todo sin pensar en nada ya nadie escucha a nadie. La cosa no esta tan mal (ni parecido) pero creo que se me entiende.

Y no te flajeles tanto por lo de Franco, seguro que el chaval estuvo llorando un par de días por culpa de ese quiebro cuando el intentaba discutir, pero eso forja el caracter de un español de pro :P.