domingo, 3 de abril de 2005

Aportar algo a Informática

Hace tiempo que quiero comentar una de las cosas que más me gustan de la informática: la posibilidad de aportar algo.

Una de las suertes de estudiar una disciplina joven es que los principales gurús están vivos y de hecho, muchos de los grandes movimientos que se producen en informática, lo están haciendo "en este preciso instante". Varios ejemplos:


  • La posibilidad de conocer gente histórica. Gracias a que me gusta asistir a congresos, he tenido la posibilidad de conocer a varias de las personas que han tenido una gran influencia en la informática. En otras disciplinas sería equivalente a haber podido hablar con Newton o con Sócrates. A modo de ejemplo, algunas de las personas que he conocido en congresos son: O. J. Dahl (SIMULA), Robert Kowalski (Programación lógica), Bertrand Meyer (Eiffel), A. Colmerauer (Prolog), Simon Peyton Jones (Haskell), Eric Meijer, John Hughes, Mark P. Jones, Richard Bird, E. Moggi, etc. seguro que me dejo muchos...pero los que menciono han aportado grandes cosas a la informática...


  • Otro detalle es lo cerca que he estado de haber realizado algunos avances pero que otros han realizado mientras yo me dedicaba a otras cosas. El mejor ejemplo es mi proyecto fin de carrera de la media sobre Minix. En mi caso mi intención fue hacer una adaptación de Minix para que funcionase bajo Ms-DOS y me pegué hasta conseguir empotrar un subconjunto de Minix en Ms-DOS. Si en aquel momento hubiese optado por mejorar el acceso a Internet, por pedir ayuda en algún grupo, y sobre todo, por dedicarle mucho más tiempo del que le dediqué, ahora se llamaría Labrix en vez de Linux :). Claro que yo de aquella ni siquiera tenía acceso a Internet en mi casa y que por supuesto, no estaba en Noriega y en esa época me interesaba tanto la informática como el Rock'n'roll :). Pero después de leer
    Just for Fun
    (que por cierto, recomiendo), me quedó una sensación extraña de cercanía con las experiencias de Linus

  • La evolución de la Web, otra de esas revoluciones que ocurren frente a tus ojos y que lo único que puedes hacer es subirte al carro. Todavía recuerdo cuando estando yo de becario en el Laboratorio de CAD instalamos por primera vez un navegador web (creo que era una de las primeras versiones...).


  • En fin, que estoy convencido que si la gente se quitase la actitud derrotista o de esperar que otros lo inventen, seguro que sería capaz de aportar muchas más cosas a la informática.

1 comentario:

labra dijo...

Se me había olvidado Tim Berners Lee y Vinton Cerf que vinieron a Oviedo para recibir los Premios Príncipe de Asturias...