martes, 20 de marzo de 2012

Alejandro Rodríguez, Angel García Crespo y El dilema del prisionero

El lunes de la pasada semana acudí al tribunal de la tesis doctoral de Alejandro Rodríguez González. Fue un verdadero placer formar parte de su tribunal de tesis por muchos motivos. Alejandro fue un alumno al que le dirigí el Proyecto Fin de Carrera y que decidió aventurarse en el difícil mundo de la investigación yéndose a la Universidad Carlos III de Madrid. Desde entonces, su carrera investigadora ha sido increíblemente buena y a pesar de algunas trabas burocráticas, logró defender una tesis doctoral magnífica. Estoy seguro que a Alejandro le espera una carrera científica espectacular.

Los directores de la tesis eran Juan Miguel Gómez Berbis, con quien ya había coincidido en diversas ocasiones y que incluso había invitado a participar en el Master de Ingeniería Web, Rafael Valencia y Ángel García Crespo, a quienes no conocía.

Ángel García Crespo es Doctor en Ingeniería Industrial y es profesor titular de la Universidad Carlos III de Madrid. Además, tiene numerosas inquietudes culturales y hace relativamente poco tiempo empezó a escribir obras de teatro y a dirigir películas.

En concreto, me invitó a ver su última película, titulada "El dilema del prisionero", rodada en Brasil. La película creo que todavía está en su fase de postproducción así que no pongo un enlace de momento. Se basa en una obra de teatro de Ángel que viendo su blog, tuvo varios galardones.

La verdad que la película está muy bien hecha, y los actores lo hacen muy bien. Se nota un poco que viene de una obra de teatro, porque realmente la película tiene principalmente un único escenario (la comisaría) y 6 actores. Sin embargo, y éso es lo bueno, los actores y el guión son excelentes y logran mantener la atención y sorprenderte con el final. En fin, un lujo que haya gente multidisciplinar como Ángel.

2 comentarios:

jalo dijo...

Hola Labra,

Muchas gracias por el post :-)

Hace ilusión que valoren el trabajo de uno, incluso cuando como dices hay trabas burocráticas :-)

Lo dicho, un placer y me alegro que pudieras ser parte del tribunal :-)

Anónimo dijo...

muy interesante