domingo, 1 de noviembre de 2009

Primer paso del Grado en Ingeniería Informática del Software

El pasado jueves, el Consejo de Gobierno de la Universidad de Oviedo aprobó el Grado en Ingeniería Informática del Software.

Una vez que ya había sido aprobado en la EUITIO, el del jueves es el primer paso externo que tiene que pasar para que pueda implantarse en el próximo curso.

Ahora solo falta que sea aprobado por el Principado de Asturias y luego, por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad. Ojalá no haya complicaciones y lo consigamos.

El proceso de realización del Plan de Estudios no fue todo lo elegante que yo hubiera esperado, y hubo que lidiar en muchas plazas para conseguir sacarlo adelante.

Una de las plazas donde la lucha fue más dura fue en la Comisión de Enseñanzas Técnicas de la Universidad de Oviedo, formada por los directores de Centro y Departamento de Ingenierías.

Cuando arrancó dicha comisión, se pretendía conseguir un primer curso común a todas las ingenierías. Lo cual resultó imposible.

El problema es que en Informática hay materias que no encajan como Química o Dibujo, mientras que en otras carreras necesitan esas materias, por ejemplo, no sería razonable una Ingeniería Química sin algo de Química en primero.

El ejemplo anterior es uno de los más evidentes, pero no es el único, había más materias que eran difíciles de encajar y al final, se consiguió un acuerdo de mínimos con la mitad de primer curso (30 créditos) común a todas las ingenierías.

Aunque puede parecer poco, es algo que no consiguieron en ninguna de las otras ramas, como Ciencias o Humanidades, así que tampoco está tan mal.

Además de esa guerra, otra de las restricciones que nos marcaron era que primero y segundo debían ser comunes en los 2 grados de ingeniería informática (el de Oviedo, de Ingeniería del Software) y el de Gijón (de Tecnologías de la Información). De nuevo, hubo que negociar y de nuevo hubo problemas. Al final se llegó a un acuerdo que seguramente no gustaba 100% a nadie, pero que probablemente era el único que no dejaba a nadie completamente perdedor.

Tras esas negociaciones, el diseño de tercero y cuarto, y las optativas, correspondió a cada Centro. En nuestro caso, fue liderado por la Comisión de Calidad y Adaptación al Espacio Europeo de la EUITIO, con el asesoramiento de un montón de profesores de la Escuela. Yo creo que esa parte es la que mejor ha quedado del Plan de Estudios y espero que el resultado sea un Plan atractivo que forme buenos profesionales de la Ingeniería del Software.

En medio de las guerras de los planes de estudio, se estuvieron produciendo otras negociaciones, como la futura estructura de Centros. Todo parece indicar que en Gijón se van a fusionar en un Centro único todas las ingenierías (salvo Marina, que van por libre), mientras que en Oviedo, permanecerá la EUITIO y la Escuela de Minas. En el caso de la EUITIO, es previsible que cambiemos el nombre, pero todavía no estoy seguro de cuál va a ser. Desde el Centro solicitamos Facultad de Ingeniería Informática, pero tras un decreto del Principado, probablemente tengamos que ser "Escuela de Ingeniería Informática".

La verdad que todo este proceso ha sido bastante intenso y hubo algunas reuniones en las que me acabé enfadando. Suelo decir que no suelo enfadarme, y de hacerlo, lo hago una vez al año. Sin embargo, este año, creo que llené el cupo, con enfados casi semanales que coincidían con las reuniones de la comisión.

En cualquier caso, estoy bastante contento con el resultado final. A ver si el tiempo lo confirma.