sábado, 12 de junio de 2010

Exhibicionismo y privacidad en la era Facebook


El pasado miércoles organizamos un acto de inauguración oficial del grupo Facebook de la Escuela de Ingeniería Informática.

El acto estaba pensado como una disculpa para dar a conocer el grupo y anunciarlo a la prensa, puesto que el grupo ya llevaba un tiempo funcionando de forma espontánea gracias al creador David García.

El caso es que durante el acto de inauguración no apareció nadie de la prensa así que los que estábamos allí nos dedicamos a debatir sobre Facebook y las implicaciones que podía tener para un profesor publicar información privada en Facebook y meterse en un grupo accesible para sus alumnos en Facebook.

Por supuesto, mi actitud ante el tema es que cada uno haga lo que quiera. Yo particularmente, tengo un perfil público en Facebook donde he incorporado diverso material que no me importa que la gente vea.

Entiendo que a mucha gente le puede parecer mal o incluso exhibicionista incluir , pero las fotos que he puesto son fotos en lugares generalmente públicos en los que la gente puede verme y sacarme fotos, y en los que no tengo problema en aparecer.

También entiendo que publicarlas es jugar con fuego, y que alguien podría manipular dichas fotos y ponerme en posturas ridículas o que incluso alguien me saque fotografías u otro material privado que yo no quiera que se vea. Es un riesgo que hay que correr, pero es que pienso que en la época en la que estamos, ese riesgo lo corremos ya independientemente de que tengamos nuestro perfil público.

Es más, si alguien nos toma una fotografía indiscreta y la publica en cualquier sitio que nosotros no querramos, esos datos aparecerán en Google rápidamente sin nuestro control. Yo me he encontrado googleando información sobre gente y he encontrado información que seguramente ellos no controlaban. Es algo difícil de evitar.

Una posibilidad es simplemente, publicar información nuestra oficial que seguramente aparecerá antes en los resultados de cualquier buscador que esa otra información...y ya sabemos que la información que no aparece en los primeros resultados de un buscador, es información poco accesible...es información enterrada entre miles de otros datos, que al final es como si no existiese.

Viendo diversos perfiles facebook, me atrevo a realizar una clasificación que espero que no ofenda a nadie:


  • El exhibicionista, que publica toda su información en la Web, incluidas fotos bastante comprometedoras (generalmente, borracheras)
  • El tímido, que ni siquiera pone una fotografía suya en el perfil para evitar ser identificado.
  • El abstracto, cuyas fotos de perfil incluyen cosas extrañas, como mascotas, cuadros abstractos, etc.
  • El alter-ego sería el grupo de los que en lugar de poner sus fotos, ponen las de otros personajes o instituciones que los representan, como grupos de rock, organismos, etc.
  • El formal, que solamente pone fotos serias en las que aparece con corbata o similares, como fotos de orlas u otros eventos.
  • El tenebroso agruparía a aquellos cuyas fotos de perfil parecen escogidas deliberadamente para aterrorizar a posibles visitantes. Es como que te están diciendo que ellos no van a usar Facebook para ligar y que si vas a cotillear las fotos, te atengas a las consecuencias.
  • El infantil engloba aquellos perfiles que incluyen dibujos infantiles, caricaturas, o incluso fotografías de cuando eran niños.
  • El falso englobaría algunos perfiles con fotos falsas o de otras personas. También hay gente que me ha dicho que están por encima de Facebook y de las redes sociales, pero que aún así tienen una cuenta falsa que utilizan como método de investigación sobre las mismas.


En ese sentido, tengo que decir que durante el debate que comentaba, alguien me pidió que cambiase mi foto del perfil, que no era acorde a un director de Escuela. El caso es que ahora mismo, la foto que puse, que incluyo en el blog por si acabo cambiándola, me gusta porque fue tomada en unas circunstancias especiales de mi vida, en un momento difícil, y por una persona especial. Supongo que no es muy formal, pero es que yo no soy precisamente muy formal, y creo que refleja un poco mi forma de ser. Podría hablar muchas más cosas, pero sería entrar en detalles privados, así que aquí lo dejo.

5 comentarios:

Fatima dijo...

Algo que no comentas aquí es que hay formas de "controlar" quién ve la información que publicas.
Yo, por ejemplo, tengo puesto por defecto que sólo vean mis contactos lo que pongo.
Y aún se puede acotar más, diciendo quién puede ver o no cada cosa, incluso haciendo grupos.
Cada uno puede hacer lo que quiera al final, claro, pero luego que no se queje de que usaron la información sin su consentimiento...

Victorino dijo...

El problema no creo que venga por las redes sociales, sino por cómo se utilizan las redes sociales.

Alguien puede utilizar una red social para indicar su posición en cada momento porque le guste compartir dicha información para sus amigos, pero si resulta que alguien consigue dicha información y aprovechando su ausencia se cuela en su casa y le roba su plasma... ¿de quien es la culpa? ¿De la red social donde se compartió dicha información o de quien compartió la información por no "hacerlo bien" y sólo a aquellos que quería hacerlo?

¿Los coches son un arma potencial? Sí, pero bien utilizados no dejan de ser una herramienta muy útil.

Es como cuando achacan a los juegos algún comportamiento... en vez de buscar un poco más las causas.

Yo mismo, para evitar que se filtre mucho, compruebo cada poco la configuración de privacidad de mi perfil, y procuro poner pocas cosas y controlando quién puede verlo.

Como dice Fátima, controlar de qué manera esa información es accesible es la clave.


En cuanto a tu fotografía de perfil, que quieres que te diga, es tu perfil personal, no es el perfil del director de la EII (al igual que tienes tu dirección de correo personal, y una dirección que será director@EII). Sois la misma persona, pero en distintos roles, y si alguien opina que esa foto es poco formal para un director de Escuela, pues crea un perfil que sea del "Director de la EII" y ponle una foto tuya de orla, así distinguirás tus dos roles :-) Vamos, que por mí como si pones una foto tuya de farranda con una botella de ron en una mano y un puro cubano en la otra ;-)

Saludos,
V.

Victorino dijo...

Aquí pongo un par de enlaces que ya había leído en su día, pero que me parecen interesantes:

Una aplicación que rastrea números de teléfono publicados en facebook y los muestra (censurándolos):
http://alt1040.com/2010/05/una-aplicacion-revela-los-numeros-telefonicos-publicados-en-facebook

Un script que hace un chequeo de la configuración de privacidad de nuestra cuenta:
http://alt1040.com/2010/05/bookmarklet-para-comprobar-el-nivel-de-privacidad-de-tu-cuenta-en-facebook

Y aquí un post que me parece muy interesante, donde se comenta lo que yo decía. Es mucho más fácil echar la culpa a las redes sociales (como dicen ahí, un 'medio') que buscar la verdadera causa del problema:
http://alt1040.com/2010/02/internet-las-redes-sociales-o-tuenti-no-son-peligrosas

Pablo Carballude dijo...

Yo tengo muy claro que la definición de la palabra “privacidad” está cambiando. No me imagino a nuestros abuelos enseñando sus fotos a todo el mundo ni haciendo públicas todas sus opiniones.

Que te digan “la foto no es acorde con un director” me parece una hipocresía tremenda. Cada vez que veo el perfil de una persona en el que no encuentro ninguna fotografía “relajada”, no puedo evitar desear que sea porque sea muy tímido o muy vago. Todos somos humanos, da igual que trabajo tengamos… al final, todos ganamos dinero para poder tomarnos algo con los amigos.

Quizá ha algunos no les guste demasiado la idea de una sociedad en la que todos sepamos todo y la privacidad se vea reducida a su mínima expresión, pero a lo largo de la historia, la humanidad ha evolucionado compartiendo información, no restringiendo su acceso.

Rafa dijo...

A ver si ahora los directores de escuelas universitarias no tiene derecho a sacarse fotos en la playa...