sábado, 26 de abril de 2008

Blink

Ayer terminé el libro Blink, que se subtitula, el arte de pensar sin pensar.

La tesis principal del libro es que los seres humanos somos capaces de realizar muchos juicios y valoraciones de gran calidad en muy poco tiempo y de forma inconsciente. Es lo que llama snap judgements (no sé cómo traducirlo).

El libro incluye varios ejemplos para justificar dicha teoría.

Uno de los ejemplos que más me llamó la atención fue el de un tal John Gottman, que parece que es capaz de predecir si una pareja va a seguir casada o a divorciarse observando durante 3 minutos un vídeo de dicha pareja con una tasa de éxito del 90%.

Al parecer Gottman intenta fijarse en 4 cosas principales: defensividad, táctica obstruccionista (stonewalling), crítica y desprecio (contempt). Aunque según el propio Gottman, de estos 4 el más importante es el último, el desprecio.

Dice que mientras la crítica puede ser más habitual en las mujeres y la táctica obstruccionista en los hombres, el desprecio puede darse de igual forma en hombres y mujeres, y si se da, puede determinar que una pareja fracase.

Otro de los ejemplos que me gustó fue el de un estudio en el que dispusieron un estante con 6 tarros de mermelada y compararon si se vendía más en ese estante o en un estante con 24 tarros de mermelada con otras variedades exóticas. Y al contrario de lo que se pueda pensar, se vendía más en el estante con menos variedades que en el que tenía muchas variedades. Según dice el autor del libro:

Why is this? Because buying jam is a snap decision. You say to yourself, instinctively, I want that one. And if your are given too many choices, if you are forced to consider much more than your unconscious is comfortable with, you get paralyzed. Snap judgments can be made in a snap because they are frugal, and if we want to protect our snap judgments, we have to take steps to protect that frugality.


En general, estoy bastante de acuerdo con lo que dice el libro, aunque a veces puede ser contradictorio.

Por un lado, dice que esas decisiones se toman de forma inconsciente y rápida, pero por otro, en algún sitio del libro dice que para poder tomarlas, es necesario entrenarse (pone el ejemplo de Larry Bird diciendo que él afirmaba que en ocasiones mientras jugaba era capaz de ver el juego a cámara lenta, lo que le permitía tomar decisiones anticipadas), en cuyo caso ya se tomarían de forma más consciente.

Otra de las cosas que dice es que para tomar esas decisiones es necesario hacer thin slicing (de nuevo, no sé cómo traducirlo), que consistiría en quedarse con los detalles más importantes, eliminando otra información.