sábado, 6 de mayo de 2006

Homo.net

En las pasadas jornadas de Ciudadanos en red, celebradas en la EUITIO hubo una charla de Antonio G. Rubí, coordinador de eDemocracia.com.

En la charla estuvo hablando sobre un nuevo tipo de personas, que denominó "homo.net" y que son personas con un uso de Internet por encima de la media.

Lo de Homo.net era para distinguirlos del Homo Videns propuesto por Giovanni Sartori en 1997. Al parecer el Homo Videns es un ser pasivo que se traga todo lo que le sueltan por la televisión.

Por el contrario, el Homo.net son personas muy activas en Internet y que participan en numerosas actividades: foros, listas de correo, etc. Son personas que escriben bien y que incluso mantienen blogs, por lo que son generadores de opinión.

Dice que suelen interesarse por la política más de lo habitual y que se caracterizan por un fuerte pensamiento crítico y bastante independencia. En algunas elecciones pueden usar votos en blanco, no porque "pasen", si no porque no están conformes con los candidatos.

Sin embargo, son capaces de auto-organizarse para ciertos eventos de forma espontánea mediante las nuevas tecnologías.

Dan más importancia al mérito de una persona que a su posición dentro de la organización. Por eso, no suelen formar parte activa de organizaciones y "van por libre".

La charla contenía varios ejemplos y estadísticas sobre el tema, que no tengo ahora mismo.

Creo que mucha gente joven pueden llegar a encajar en ese esquema (en ese sentido, soy optimista respecto a la juventud). Y quizás por éso, hubo muchos estudiantes de la EUITIO que no participaron en las Jornadas, porque al estar organizadas por un partido político, no quisieron mezclarse...

Sobre la postura "pasota", en un reciente especial de el Jueves sobre los políticos, hay una historieta que habla de la gente que se mete en política. Dice que los jóvenes "normales" no se meten ni de coña en política y que se suelen meter los pininos de la clase, de los que todo el mundo se ríe...y claro, éstos van tragando y generando ganas de vengarse...y son ellos los que llegan con el tiempo a ser nuestros gobernantes...y por eso nuestros políticos son como son...

El problema de la política es que no se puede pasar de ella porque nos afecta en muchas más cosas de las que pensamos...

3 comentarios:

raf. dijo...

dijo Sabina, que los políticos solían ser los últimos de la clase. los primeros de la clase han vendido su trabajo a una gran empresa por mucho dinero, y claro, no les compensa.

veo en general muchísimas personas que no tienen el más mínimo interés por comprometerse con nada, aunque estén muy a favor de alguna causa. sólo buscan su bienestar personal. que es una cosa muy respetable, y que todos hacemos. esto creo que se da más en las grandes capitales, que son junglas donde tienes que tirar por lo tuyo y te olvidas de lo común.

Gonzalo dijo...

El homo.net del que habla Gutiérrez-Rubí contribuirá decisivamente a aportar espíritu crítico en el debate colectivo, de forma más intensa a medida que el escenario principal de ese debate sea la red.
No obstante el homo.net no basta sin militancia social y política, con los mismos valores que históricamente ha tenido cualquier movimiento reivindicativo. Sentado al otro lado de la pantalla no se consigue cambiar el mundo si esto no va a acompañado de un activismo político concreto. Digamos que el activista virtual queda limitado sino es también un activista en el mundo "real".
Por eso las organizaciones sociales, tanto las clásicas como las de nuevo cuño, con los ajustes y la puesta al día necesaria, siguen siendo imprescindibles.
En resumen, sigue teniendo plena validez la sentencia de Bertolt Brecht: hay hombres que luchan un día y son buenos; hay otros que luchan un año y son mejores; hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos; pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles

labra dijo...

Completamente de acuerdo en que es importante no quedarse simplemente en el otro lado de la pantalla. Sin embargo, las organizaciones sociales clásicas necesitan ponerse al día en cuanto a mecanismos de participación.

Cada vez será más importante la opinión individual de los ciudadanos. Y las organizaciones tradicionales deben afrontar el reto de que sus acciones puedan ser criticadas y examinadas por múltiples individuos que pueden ser generadores de opinión mediante blogs, foros de discusión, wikis, etc.

La solución no podrá ser nunca intentar cerrar o censurar esos medios, sino adaptarse a ellos e incluso utilizarlos.

El verdadero cambio hacia la sociedad del conocimiento se producirá cuando todos los ciudadanos sean capaces de participar activamente y con responsbilidad en ese tipo de discusiones.